EMPEZAMOS CON EL CICLO REPRODUCTIVO DEL PEZ CEBRA

¡Hola chic@s!

Entre esta semana y la próxima nos pondremos al día con el ciclo reproductivo de los peces cebra. Primero nos familiarizaremos con los materiales necesarios y con todos los pasos que debemos seguir. Aquí queda la información necesaria para llevar a cabo el proyecto:

Manejo del pez cebra
El pez cebra puede ser sostenido con variaciones en sus parámetros de mantenimiento y así sobrevivir, sin embargo eso no asegura que la viabilidad de los huevos sea máxima. Por esta razón y gracias a la experiencia se han establecido una serie cuidados, para así garantizar en lo mejor de los casos dicha viabilidad.
Alimentación
Adultos

Los peces deberán ser alimentados tres veces al día. Durante la mañana se debe alimentar con artemia salina (aproximadamente 1 hora después de que se enciendan las luces, cuando se hace de día para los peces) en el supuesto de que sea posible. Luego a mediodía y tarde con alimento en hojuelas. Lo aquí expuesto sería el óptimo. Los peces sobrevivirán igual alimentándolos 2 veces al día, con la alimentación desecada en hojuelas (una vez por la mañana y otra por la tarde). Sin embargo, esta alimentación podría dificultar la consecución de puestas.

Los peces mostrarán mucha voracidad al principio de la alimentación y luego la voracidad se reducirá. Se recomienda que cada vez que se vaya a alimentar a los peces se añada el alimento muy poco a poco. Cuando haya alimento en la superficie del agua que no se consuma dentro de un minuto dejar de alimentarlos. El exceso de alimento será el mínimo posible, ya que es nocivo para los peces y atenta contra la calidad del agua (precipita y favorece la aparición de hongos y el aumento de amonio, altamente tóxico).

Embriones/Juveniles

Los embriones eclosionarán en torno a las 48 horas post fecundación (hpf) en caso de que el desarrollo se haya producido a 28ºC. A partir del cuarto día post fecundación (dpf), es decir, a las 48 horas post eclosión, se debería empezar a alimentar a los pequeños peces con paramecios (se pueden cultivar en el aula introduciendo una hoja de lechuga durante un par de días en agua) unas 6 veces al día.

Sin embargo, para no complicar el proceso, se puede comenzar la alimentación a los 7 dpf con comida en polvo específica de embriones (suministrada en el proyecto). Sería suficiente con 2-3 tomas al día. Es decir, simultanearlo con la alimentación de los adultos. Se añadirá muy poca cantidad de comida y habrá que poner mucha atención a que no queden muchos restos en el fondo, pues dificulta mucho la viabilidad de los peces.

Ciclo de luz

Se debe colocar la luz del acuario conectada al temporizador de luz con un fotoperiodo de 14 horas de luz y 10 de oscuridad. De manera óptima, la habitación debería estar aislada de la luz exterior para que el ciclo de luz natural no afecte el fotoperiodo de los peces. Y no se debería entrar a la habitación durante el ciclo nocturno y mucho menos encender la luz de la habitación. Una solución puede ser cubrir la pecera con una caja de cartón, o alguna tela o plástico, de manera que no le dé la luz; o asegurarse de que el ciclo de luz coincide, y es superior, al tiempo de luz natural. Por ejemplo, con las pocas horas de luz que hay en invierno, será muy sencillo que las horas de luz diurna no coincidan con el ciclo de oscuridad del acuario.

Reproducción

Para estimular la reproducción los peces deben estar en condiciones óptimas, caracterizadas por una temperatura de 28 ºC, un fotoperiodo de 14h luz /10h oscuridad y una alimentación adecuada (ver arriba). No debe cambiare el ciclo de luz, ni interrumpirse. La paridera se colocará en el interior de los acuarios a última hora de la tarde, después de la alimentación. Cuando se enciende la luz por la mañana los peces inician el cortejo sexual y los huevos se liberarán dentro de la paridera.

La proporción hembras/machos será de 2:1. Es decir, habrá el doble de hembras que de machos, por lo que será necesaria una correcta identificación del sexo de los peces.

Existen diferentes técnicas en el uso de las parideras:

Con la paridera suministrada se pueden separar los machos y las hembras el día anterior en sus dos compartimentos superiores; se mantiene la circulación de agua entre ambos compartimentos, de forma que las feromonas de un género llegan hasta los individuos del género opuesto; en el momento que se enciende la luz se quita la separación entre los peces, que comienzan el cortejo, y se produce la puesta de los huevos; hay también una separación física horizontal que evita que los adultos puedan alcanzar los huevos y comérselos. Es muy importante que esta paridera, que en este caso está en flotación, se cubra con cualquier material que evite que los peces puedan saltar fuera, o de un compartimento a otro (una pequeña red, madera, plástico…).

Otra forma sería añadir dos capas de canicas a la paridera (o a un recipiente un poco más grande, en caso de querer cubrir mayor superficie de la pecera), y se lleva la paridera al fondo del acuario. Las canicas, y algún otro “adorno” que se añada, simularán el fondo natural en el que esta especie realiza el apareamiento, haciendo que los peces se dirijan a esa parte para llevar a cabo el cortejo y tener las puestas. Además, las 2 capas de canicas servirán como separación física entre los huevos depuestos y los peces adultos.

El cortejo consiste en el acercamiento (y persecución) del macho a la hembra. El macho roza y agita su parte caudal contra la región ventral de la hembra mientras nadan por la pecera, principalmente en la región de la paridera si está lo suficientemente bien ambientada. Este contacto físico estimula la puesta de los huevos por parte de la hembra, y la consecuente liberación del esperma sobre la puesta de los huevos por parte del macho. La fecundación tiene lugar en el medio acuático, y los huevos se depositan en el fondo.

Cuidado de los huevos :

Una vez que se obtienen los huevos, se pasarán a un recipiente nuevo (ej. placa de Petri). Se añadirá E3 con azul de metileno, que es la disolución acuosa en el que se desarrollarán los huevos, y ahí se podrán realizar seguimientos del desarrollo embrionario a través de una lupa. El desarrollo de los huevos será óptimo también a 28 grados (de hecho, el desarrollo embriológico explicado en la bibliografía es a 28,5ºC). A menor temperatura también se desarrollarán, pero lo harán de manera más lenta.

Formalmente, el E3 está formado por: 5 mM de NaCl, 0.17 mM de KCl, 0.33 mM de CaCl2 y 0.33 mM de MgSO4.

En nuestro caso, utilizaremos agua declorada a la que se le añadirá azul de metileno.

E3 = 1 L H2O declorada + 3 mL azul de metileno (solución stock)

Solución stock azul de metileno = 0,01% azul de metileno en dH2O (agua destilada).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 4ºESO-ByG. Guarda el enlace permanente.